Sexhop Online

¿Cómo comprar calidad?

Siempre hay una primera vez. Y esa primera vez plantea múltiples interrogantes. Quien nunca había dado el paso de comprar un juguete erótico un día lo da. Al darlo, comprueba que ante él se abre un abanico casi interminable de posibilidades de compra. ¿Qué hacer en ese caso? En primer lugar, tener siempre presente que, al igual que sucede con otros sectores de la industria y con otro tipo de objetos, no todos los juguetes sexuales son iguales. ¿Qué quiere eso decir? Quiere decir, simplemente, que la calidad es algo que no siempre es asociable a todos los productos de cualquier tipo (también a los juguetes eróticos) que se encuentran en el mercado.

Durante muchas décadas los fabricantes de juguetes sexuales explotaron la ignorancia de la gente en torno al sexo y se dedicaron a vender juguetes eróticos mediocres a precios demasiado elevados. La calidad de los juguetes era la excepción y no la norma, y eso, sin duda, originó que muchas personas tuvieran experiencias decepcionantes con los juguetes para adultos. Si bien es cierto que todavía hoy en día pueden encontrarse algunos juguetes eróticos de baja calidad en el mercado, lo cierto es que el avance de la tecnología ha permitido muchas mejoras en el diseño y fabricación de estos productos. El aumento de la información y la cultura sexual de muchos usuarios ha hecho, al mismo tiempo, que el nivel de exigencia del mercado haya presionado sobre los fabricantes para que éstos elevaran el nivel cualitativo de sus productos.

Pero... ¿cómo se puede saber la calidad de un juguete? Ciertamente, la calidad no siempre es detectable a simple vista, pero existen algunos trucos para poder distinguir un buen producto de uno no tan bueno.

  • Infórmate sobre las marcas. Hay marcas, como Lelo, que son garantía no sólo de diseño, sino también de calidad.
  • Si no conoces el nombre de la marca busca el juguete erótico deseado basándote en su descripción. Eso debería ser suficiente, en un buen sex shop, para encontrar el producto que buscas.
  • Infórmate en algunas páginas webs sobre las comparativas que los clientes de los diferentes productos realizan basándose en sus experiencias personales.
  • Si estás de compras, da al juguete un rápido entrenamiento. Experimenta con él. Comprueba si se calienta. Comprueba sus niveles de vibración. Agárralo fuerte como si estuvieras en casa y a punto de correrte (o de correrse tu pareja).
  • Buscar una tienda con un prestigio ganado a pulso. Una clientela fiel es la mejor propaganda para cualquier tipo de tienda, también para los sex shops.

Antes de comprar un juguete erótico

Hay un consejo general que siempre se debería tener en cuenta cuando se va a realizar una compra, no importa de qué tipo. Ese consejo es aplicable y debería ser seguido tanto por aquella persona que va a comprarse un coche como por la que va a comprar un juguete erótico. Ser un buen consumidor requiere un poco de esfuerzo. Un poco de trabajo. Merece la pena invertir un poco de tiempo antes de comprar para obtener de nuestro esfuerzo de compra el mejor resultado posible.

Comparar precios es, por ejemplo, una tarea imprescindible. Se puede navegar por la web y comparar precios de muchos comerciantes. Las comparaciones deben realizarse siempre sobre el mismo producto de la misma marca.

Si se va a comprar por internet, hay que comprobar si existen o no (y, en caso de existir, conocer su cuantía) gastos de envío. Un coste de fletes puede encarecer excesivamente un precio que, a simple vista, parecería económico.

Hay que comprobar, también, la política de atención al cliente. ¿Qué posibilidades hay de devolver un artículo no deseado o defectuoso? ¿Cuánto tiempo se tarda en recibir el envío? Si la información al respecto no es clara, lo mejor es enviar un e-mail a la empresa vendedora para, así, obtener una respuesta y saber a qué atenernos.

Comprueba la política de privacidad para ahorrarte ver tu bandeja de entrada de correo electrónico de anuncios referentes al alargamiento del pene o a plugs anales. Asegúrate de que la compañía no vende, alquila o cambia su nombre.

Al realizar un pedido por correo (bien sea en línea, bien a través de un catálogo de papel) imprime siempre una copia de la orden. Esto te servirá para reclamar si tienes algún tipo de problema con el pedido o si, por algún motivo, necesitas presentar una queja.

Por supuesto: si no estás satisfecho, toma las medidas oportunas.

Mantener cierta perspectiva de compra

Si estás indeciso sobre si experimentar o no con juguetes sexuales por si la experiencia no es lo suficientemente satisfactoria, plantéate la compra de un juguete para adultos desde este punto de vista: piensa que la experiencia decepcionante con un juguete erótico es fácilmente equiparable a una cena decepcionante. Si has ido a cenar a un sitio y no te ha gustado, ¿renunciarás a cenar, a partir de ese momento y por siempre más, fuera de casa?

Cuanto más explores, más rica será tu experiencia. Y más cerca estarás de descubrir el goce absoluto del orgasmo inolvidable.

Finalmente, cuando tengas una buena experiencia con un juguete sexual, difunde tu experiencia. Hay mucha gente que cree erróneamente que la industria del juguete erótico está en manos de los barones de la droga o de empresarios corruptos. Es importante que esa imagen se borre de la mentalidad de la gente. La industria del juguete para adultos es una industria más. En este caso, destinada a hacer feliz a la gente. Por eso siempre recomendaremos que te atrevas, experimentes y des el paso de comprar un juguete erótico. Después de todo, pocas cosas hay más sanas y naturales que el sexo.


Etiquetas:

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.