Sexhop Online

Un órgano preciado

Seguramente es uno de sus órganos más preciados del hombre y por el hombre, pero… ¿en verdad el hombre cuida su pene como ese órgano tan preciado se merece? Velar por la salud del pene es, también, garantizarse la posibilidad de gozar de los placeres que con él pueden conseguirse. Todos los hombres desean sumar años manteniendo la funcionalidad de su pene pero no todos hacen lo que sería preceptivo para cuidarlo.

De la salud del pene depende en muchas ocasiones la autoestima masculina y la facilidad o no para relacionarse y esa salud depende, en muchas ocasiones, de la higiene del mismo. Una deficiente higiene del pene puede causar muchas enfermedades, pero, en ocasiones también, la mala salud del pene sólo es un síntoma más de una enfermedad de alcance más global y que no afecta solamente al miembro viril. Las enfermedades del corazón, la diabetes, la obesidad, algunos desequilibrios hormonales, el alcoholismo o el tabaquismo acaban afectando en mayor o menor medida a la salud del pene. Del mismo modo, el consumo de algunos medicamentos, la hipertensión o el padecimiento de algún tipo de trastornos psicológicos, al igual que, no hace falta decirlo, el contraer una enfermedad de transmisión sexual, pueden acabar afectando a la salud del pene.

La falta de salud del pene puede evidenciarse a través de muchos síntomas. Entre ellos podemos destacar las secreciones no habituales, los sangrados, la aparición de verrugas, la sensación de ardor al orinar, etc. Por su parte, entre las enfermedades que pueden afectar al pene podemos destacar las siguientes:

  • Problemas de erección (disfunción eréctil, impotencia o priapismo) o de eyaculación.
  • Anorgasmia.
  • Cambios en la libido.
  • Fimosis. Esta enfermedad del pene se padece cuando el prepucio no se puede retirar totalmente. La fimosis puede producir infecciones y puede provocar dolores al orinar o al tener una erección.
  • Infecciones como la candidiasis o la balanitis.
  • Enfermedad de Peyronie. Esta enfermedad consiste en que el pene se dobla debido a la existencia de una placa dentro de él.
  • Cáncer de pene.

Higiene del pene

Para velar por la salud del pene y evitar o dificultar la aparición de las enfermedades anteriormente enunciadas debemos tomar una serie de medidas. La primera de ellas, fundamental, es mantener una buena higiene del pene.

Al hablar de la higiene del pene hay que distinguir entre penes circuncidados y penes no circuncidados. El pene no circuncidado conserva el prepucio que rodea al glande. Para mantener el pene bien limpio hay que bajar ese prepucio para que el glande quede al descubierto. Actuando de ese modo, el hombre podrá limpiar por debajo de la corona del glande. ¿Por qué es importante limpiar esta zona? Porque es ahí, precisamente, donde se acumula una sustancia blanquecina conocida como esmegma y que es una sustancia formada por secreciones y por residuos epiteliales que desprende un intenso olor muy característico.

Si este lavado del pene no se hace correctamente, el pene puede contraer alguna enfermedad infecciosa como puede ser, por ejemplo, la balanitis, una enfermedad que produce la inflamación y el enrojecimiento del glande.

Tan importante como lavar bien el pene es secarlo correctamente. Para velar por la salud del pene hay que tener presente que un exceso de humedad en esa zona, una vez que ha quedado cubierta por el prepucio, puede provocar la proliferación de hongos, bacterias y levaduras que, más pronto que tarde, acabarían provocando una infección.

Otros cuidados para velar por la salud del pene

Más allá de proporcionarle una correcta higiene, el hombre puede hacer varias cosas para velar por la salud del pene. Entre ellas queremos distinguir las siguientes:

  • Usar preservativos en las relaciones sexuales, sobre todo cuando éstas se mantienen con parejas ocasionales.
  • Comer mucho roquefort. Según algunos estudios, la grasa del roquefort aumenta los niveles de testosterona, fundamentales en la buena salud del pene.
  • Comer muchos huevos. La vitamina B es absolutamente necesaria para tener buenas erecciones y los huevos son un alimento muy rico en vitamina B.
  • No abusar de la soja y, si es posible, erradicarla de la dieta. ¿Por qué? Porque, según apuntan unas investigaciones realizadas en la Universidad de Harvard, el consumo frecuente de este alimento provoca una importante reducción de esperma. Antes que consumir leche de soja, mejor consumir leche de avena, coco o almendras.
  • Limpiar la vejiga antes de mantener relaciones sexuales es una buena medida, también, para velar por la salud del pene. El esfuerzo que puede realizarse al practicar sexo manteniendo la vejiga llena aumenta la presión sobre los testículos y eso puede acabar provocando una epididimitis, es decir, una inflamación del epidídimo, una estructura que se encuentra tras el testículo, que conecta con él mediante los conductos deferentes y que es donde maduran los espermatozoides.
  • Consumir zinc y ácido fólico. Un alimento rico en estos dos elementos es, por ejemplo, la ostra. De ahí la fama de las ostras como afrodisíaco. Un alimento que también es rico en zinc es el cordero.
  • Reducir el consumo de azúcar. Los altos niveles de azúcar en la sangre son malos para la erección. Para regular el nivel de glucosa en la sangre es muy bueno el tomar una taza de té negro tras las comidas.
  • Reducir el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas deben tomarse siempre y por muchos motivos con moderación. Uno de esos motivos es que, tomadas en exceso, acaban afectando a la salud del pene. El abusar del alcohol, en cuestiones de sexo, sólo puede conducir a un camino: el del gatillazo.
  • Dejar de fumar. El tabaco estrecha los vasos sanguíneos y, no puede olvidarse nunca, la erección depende de la irrigación sanguínea. El tabaco, así, afecta a la salud del pene reduciendo la vitalidad de sus erecciones.

En resumen, la salud del pene depende, al igual que le sucede a la salud en general, del mantenimiento de un estilo de vida saludable basado en dos premisas: el seguimiento de una dieta sana y la realización habitual de ejercicio físico. Si, a pesar de ello, el pene no proporciona el rendimiento adecuado, la industria del juguete erótico siempre ofrece soluciones para mejorar la erección. Entre todos ellos queremos destacar los siguientes:

  • Bombas de vacío para el pene
  • Anillo para el pene
  • Cremas vigorizantes
  • Desarrolladores

salud del pene

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.