Sexhop Online

Técnicas para alargar tus orgasmos

La mejor técnica para mejorar tus orgasmos es no precipitarse en conseguirlo. El sexo es como subir una montaña y el orgasmo es llegar a la cima. ¿Eres de las personas que cuando sienten que se acerca, le gritas a tu pareja que no pare? Eso es porque quieres evitar que tu chico llegue antes que tú y ahí se acabe el sexo por hoy. Así que, cuando te sientes al borde del orgasmo te precipitas para conseguirlo, desde luego ha te lo has ganado y lo quieres ya. Pero hay otras maneras de conseguirlo y alargar tus orgasmos. Cuando notes que estás a punto, baja la velocidad, cálmate e inspira profundamente, deja pasar un momento y luego deja que la tensión sexual se acumule de nuevo. Experimenta con esta técnica para hacer que los orgasmos duren más (ya sea con tu pareja o durante la masturbación). Descubrirás cuantas veces tienes que detenerte y seguir para conseguir los orgasmos más explosivos. Para aumentar el placer y alargar el orgasmo, puedes apretar las nalgas, acaricias la parte interna de los muslos y respirar profundamente, presionando la parte baja del abdomen, justo por encima del hueso púbico. Todas estas acciones aumentan el flujo sanguíneo y mantendrán el orgasmo por más tiempo. En el sexo tántrico las emociones son muy importantes. Puedes crear una atmósfera sensual y jugar con tu pareja con masajes con aceites esenciales e intentar proporcionar a tu pareja un orgasmo con una parte del cuerpo diferente a la habitual.

La técnica más famosa del sexo tántrico, es sin duda la “eyaculación retrógrada” o eyacular hacia dentro. Esta técnica te permite disfrutar de orgasmos múltiples, pero sin llegar a eyacular. Para tu pareja, será fantástico también, porque podrás follar de nuevo inmediatamente. ¿Cómo hacerlo? Pues la técnica es muy parecida a la de las chicas. Tienes que dejarte ir hasta el punto de “no retorno”. Entonces, rápidamente, tienes que masajear en círculos, ejerciendo cierta presión, en el perineo (el espacio entre el ano y la base del pene), puedes hacer tú mismo, masturbarte o pedírselo a tu pareja. Esto hace presión sobre la uretra y te detendrá la eyaculación, aunque experimentarás un profundo placer y una sensación alucinante. Y por supuesto, estarás en condiciones de volver a jugar de inmediato.

Sexo tántrico, el camino hacia el orgasmo

Seguro que has oído hablar del sexo tántrico, pero ¿sabes exactamente en qué consiste? La idea del sexo tántrico es que en lugar de apresurarte hacia el orgasmo, demore ese momento para hacerlo tan largo como sea posible, en una fusión con tu amante en cuerpo, mente y espíritu. Encontrarás su origen en el Tantra, antiguas escrituras hindúes y budistas que entre cosas, nos enseñan sobre meditación y el sexo a través del conocimiento espiritual. En el sexo tántrico, las energías masculinas y femeninas se convierten en uno, mejorando así la experiencia para ambos. La idea es que tu sexualidad no sólo tiene que ver con el sexo, sino con todo tu ser. La meta es lograr alargar el orgasmo al máximo, convirtiéndolo en una experiencia casi mística. El sexo tántrico, e diferencia del occidental en que lo importante es el viaje, no tanto llegar. El Tantra te hará ser más consciente de tus reacciones y de las de tu pareja, lo te conducirá a una experiencia sexual más satisfactoria.

Practicando el sexo tántrico descubrirás un nuevo significado de los juegos sexuales y las relaciones sexuales. La idea es acumular la excitación y la lujuria y entonces calmarse. Tienes que controlar todo ese sentimiento sexual para dejarlo estallar cuando llegues al punto de unión requerido con tu pareja. En la práctica, implica desacelerar el orgasmo del hombre, por eso es importante la eyaculación para dentro. Técnicas como sincronizar la respiración con tu pareja, los masajes o los abrazos son ideales en el sexo tántrico. Sin duda es una experiencia que te posibilitará alargar el orgasmo hasta límites desconocido y descubrirás una nueva dimensión del placer. Para iniciarte en el mundo del sexo tántrico, existen algunas posturas sexuales básicas para el Tantra, que puedes practicar con tu pareja:

  • En el Padm, tienes que sentarte con las piernas cruzadas y tu chica se sienta en tu regazo, rodeando tu cuerpo con sus piernas.
  • En el Unpapad, os sentáis los dos y tu chica levanta un poco una pierna mientras tú la penetras.
  • El Vaidhurit es la más dulce, pues los dos os abrazáis a la vez, por el cuello, mientras la penetras lentamente y ella te siente dentro.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.