Presiona ESC para cerrar

masturbacion

Los bloqueos sexuales y cómo superarlos

¿De qué hablamos cuando hablamos de bloqueo sexual? ¿A qué nos estamos refiriendo? A un problema fundamentalmente psicológico. A algo cuya esencia, más que física, es mental. Y es que el poseer pensamientos negativos respecto a la sexualidad nos impide vivirla de una manera satisfactoria y natural. En ocasiones, la carga de esos pensamientos negativos respecto al sexo conducen a la persona a experimentar lo que se conoce como bloqueo sexual. En este artículo te damos una serie de consejos básicos para superarlo.

La masturbación compulsiva

Nuestra recomendación es y será siempre el gozar de esta práctica sexual y hacerlo sin complejos pero, eso sí: con mesura. Del mismo modo que no recomendamos abusar del vino aunque podamos cantar las excelencias de una copa de rioja, de un ribera del Duero o de un oporto; también recomendamos practicar la masturbación en su justa medida y evitando en todo momento caer en lo que tiene un nombre: masturbación compulsiva. En este artículo te hablamos de ella.

La masturbación con las nalgas o assjob

Por suerte para ellos, no todos los hombres asocian la palabra masturbación a esa acción de cogerse el pene con la mano y subir y bajar la misma sobre el eje de aquél de una manera más o menos compulsiva y hasta provocar la eyaculación. Más allá de la masturbación con las manos existe masturbación con los pies, los pechos, los muslos o las nalgas. De la masturbación con las nalgas o assjob os hablamos en este artículo.

Dos parejas muy bien avenidas (3ª Parte)

Yo, cuando me masturbo, casi siempre pienso en que me están comiendo el coño. Me gusta imaginar que una lengua lo recorre de abajo arriba, desde el culo hasta el clítoris. Me pone mogollón el imaginar que es la punta de una lengua, y no mis dedos, quien acaricia mi clítoris. Y me pone mucho más el pensar cómo esa boca que imaginariamente me está llevando hasta el séptimo cielo se está llenando con los jugos que manan de mi almeja.

La bibliotecaria (VI) – Relato erótico

En esta VI parte del relato La Bibliotecaria podrás descubrir más detalles sobre la relación erótica que mantienen una bibliotecaria de barrio y un usuario de la biblioteca a partir de la lectura de la novela «Historia de O», de Pauline Réage. En esta nueva entrega, el protagonista masculino del relato descubre dentro de sí ciertas pulsiones sumisas.

Los efectos negativos de la obsesión por el porno

El consumo de porno se ha convertido en algo habitual en una sociedad en la que internet nos lo ofrece de manera barata y accesible y en la que el consumo del mismo se realiza de una manera anónima. Cada cual, desde un rincón de su casa, puede acceder a la contemplación de imágenes pornográficas que le muestran todo tipo de prácticas sexuales. Así, son muchas las personas (y con la más variada orientación o gusto sexual) que cada día consumen porno. Los diferentes estudios que se han realizado sobre las pautas de consumo del porno apuntan a las consecuencias negativas de la obsesión por el porno.

Sex Academy y LELO impulsan el EroStreet Festival de Barcelona

Sex Academy Barcelona, la primera academia sexual española, se ha planteado la lucha contra la ignorancia sexual como una cruzada. Por eso ha decidido dar un paso más allá de las paredes de su sede para impulsar el EroStreet Festival que los próximos días 11 y 12 de junio se va a celebrar en Barcelona. Para ello cuenta con la colaboración y el patrocinio oficial de una de las marcas más prestigiosas del mundo del juguete erótico, LELO.

Sobre el voyeurismo

Que mirar cómo otros practican sexo resulta en mayor o menor medida excitante es algo que no admite discusión. El éxito de las webs de porno en streaming confirma dicha afirmación como ya antes la confirmaba el éxito del cine pornográfico. Todos tenemos, pues, un cierto grado de voyeurismo. Todos somos un poco mirones. Existe un punto, sin embargo, en que esta tendencia natural a excitarse contemplado el acto sexual de los demás puede convertirse en voyeurismo puro

El dogging: una mezcla de exhibicionismo y promiscuidad

También en cuestiones de sexo hay palabras que se ponen de moda. De repente, todo el mundo las cita. Pasó con el BDSM cuando ‘Cincuenta sombras de Grey’ pasó de ser una trilogía de novelas a un fenómeno de masas y está pasando con una palabra que, en cierto modo, deriva también de todo ese fenómeno nacido de la combinación entre la novela de E.L. James y la película de Sam Taylor-Wood. Esa palabra es dogging y hace referencia a practicar sexo al aire libre y ante o con personas desconocidas.

La bibliotecaria (IV) – Relato erótico

Las horas pasaron y llegó el día siguiente. Se me hizo largo. Muy largo. No hay nada peor que intuir la presencia del gozo y que éste no acabe de presentarse ante nosotros. Estuve tentado en algún momento del día de meneármela, pero resistí la tentación. Quería conservar todas mis energías (y toda mi leche calentita y espesa) para cuando tuviera mi polla metida en la boca de la bibliotecaria. Sería entonces y no antes cuando me abandonara al placer de una corrida que sin duda iba a ser copiosa.

Trucos para controlar la eyaculación

¿Cuánto duramos verdaderamente en la cama? Según un estudio realizado en la Universidad Estatal de Pensilvania, entre 7 y 13 minutos. Ciertamente esos minutos parecen un tiempo ciertamente escasos frente a los maratones sexuales que aparecen en muchas películas porno. Sabemos que del porno no debemos fiarnos ni colocarlo como modelo a imitar en nuestras relaciones sexuales y, sin embargo, tendemos a estar pendientes en exceso de nuestra duración. Aquí te proponemos una serie de trucos para durar más en la cama.