La creatividad en tus relaciones sexuales

Cuando pensamos en cómo ser más creativos en nuestras relaciones sexuales es normal que, automáticamente, nos vengan a la cabeza las típicas fantasías sexuales y los disfraces de gladiador o enfermera, pero la realidad es que los juegos eróticos, sobre todo, tienen que ver con tu imaginación y con las situaciones que podemos crear junto con nuestra pareja, demostrando, una vez más, que el cerebro es el órgano más sexy que tienes, mucho más que tus genitales. No pierdas el tiempo buscando en el armario tu viejo uniforme escolar, el secreto para romper la rutina en el no es otro que mantener una buena comunicación, sincera y abierta, con tu pareja.

¿Has pensado alguna vez cual es tu fantasía favorita? Tal vez te ponga imaginarte en distintas situaciones mientras haces el amor. Si es así, entonces puedes convertir tu fantasía en un excitante juego de rol erótico, y recrear situaciones como imaginar a tu joven vecina, mientras toma el sol con un diminuto bikini, y como te mira diciendo: «me gusta sudar bajo el sol y estoy muy caliente, eres un hombre muy viril y deseo sentir tu polla dentro de mi», poco a poco, la conversación va disminuyendo a favor del sexo. Como en los juegos de rol, dar un poco emoción a las fantasías sexuales, puede hacer cosas deliciosas para el cerebro y el cuerpo.

Por supuesto, cualquier fantasía es más divertida si, además de la conversación, les añades vestuario. ¿Por qué crees que Halloween se ha convertido en la fiesta más sexy para muchos adultos?, porque es la noche perfecta para que se den las situaciones más locas y sexys, ¿te imaginas a El Zorro follándose a Superman o Freddy Krueger?. Pero no tienes que esperar hasta Halloween o pasar necesariamente por una tienda de disfraces para empezar a divertirte con este tipo de juego sexuales, a veces, basta con utilizar algún complemento que tengas por casa como unas gafas de esquí, y te convertirás en un ladrón entrando en una casa solo, para descubrir a una preciosa mujer lavando los platos vestida con unos tacones y un delantal. Si eres imaginativo verás que puedes realizar cualquier juego que desees.

Las reglas en los juegos eróticos

Si compartes tus fantasías sexuales con alguien, ten en cuenta qué tipo de juego sexual vais a escoger, y sobretodo, que todo juego tiene sus reglas que deben ser consensuadas por ambos. También es importante que, más que improvisar o intentar soprender, planeeis juntos el momento oportuno del día para llevar a cabo vuestro pequeño juego sexual.Imagina que decides sorprender a tu amante con la fantasía del ladrón … incluso si vivís juntos, el susto puede ser fatal.

Si lo que te ponen son los juegos más duros, como el Bondage o el Sado, lo mejor es establecer las «normas» antes de comenzar, para evitar riesgos. Durante el juego, también puedes decirle a tu pareja lo que estás planeando, y ser específico. Puedes decir: «voy a azotar tus nalgas tan fuerte que te dejaré marcas». También debes decirle a tu pareja si planeas utilizar algún juguete sexual, tanto si se trata de un consolador, un látigo o unas esposas.

Lo más importante es el uso de una «palabra de seguridad». Se trata de una palabra o frase que cualquiera de los dos puede utilizar para que el otro sepa que es el momento de parar. Tanto si es para tomar un descanso, para ir al baño o,lo que es más importante, por si las cosas son demasiado intensas, si no estás disfrutando de la situación, la palabra de seguridad es fundamental.

Las fantasías sexuales en pareja

Es sorprendente como los juegos de rol y juegos sexuales pueden transformar tu vida sexual y por lo tanto, la de tu pareja. De hecho, es frecuente que los juegos de rol eróticos se utilicen como terapia para algunas parejas. No es raro que la mejoría sea tal, que se provoque una intensa conexión emocional entre tú y tu amante. Si es tu pareja, el sentimiento de vulnerabilidad y el efecto emocional puede ser aún mayor, llegando a provocar un llanto repentino. Por supuesto, estas seran lágrimas de alegría debidas a una intensa liberación emocional. Esto no sucede siempre, pero cuando lo hace, tiene como consecuencia un acercamiento íntimo y personal entre dos personas.

La sensación de intimidad y complicidad de estos juegos sexuales es similar a la que sentías de niño, cuando los juegos eran más divertidos si los compartías con tu mejor amigo. Explorar tus fantasías supone un viaje a través de diferentes escenarios sexys y morbosos. Supone abrir tu mente, eliminar tus prejuicios y el sentido de lo que es apropiado o inapropiado. Prepárate para bucear y romper algunos tabúes. En el mundo de los juegos eroticos, puedes tener relaciones sexuales con quien más te ponga: un médico, una niñera, un profesor, tal vez, con tu jefe, tu secretaria, el Papa, Jesús, Moisés, un rabino, un sacerdote, tu mejor amigo, la madre de tu mejor amigo … Puedes ser cualquier persona y dejar que tu mente recree las situaciones más calientes y morbosas. Recuerda que en el mundo de juegos sexuales, todo está permitido, todo es apropiado, y todo es aceptable.