Sexhop Online

Horóscopo y sexo

Fue en Babilonia, bajo el reinado persa, donde, según apuntan los estudios, nació lo que se conoce como astronomía horoscópica. Según ésta, la posición de los astros en el momento de nuestro nacimiento determina, en cierto modo, nuestra personalidad y nuestros gustos, también en el sexo. Nuestras filias y nuestras fobias, aquello que nos gusta en la cama y lo que no, vendrá determinado, de alguna manera, por el hecho de que seamos Aries o seamos Leo, de que hayamos nacido bajo la influencia de Tauro o lo hayamos hecho bajo la de Virgo, de que viéramos la luz en los días de Capricornio o en los de Géminis.

Veamos a continuación cuáles son las características sexuales correspondientes a cada uno de los signos zodiacales. Dichas características servirán para que escojamos a la hora de practicar sexo aquella postura erótica que mejor se adapte a la satisfacción de nuestros gustos.

Aries

La persona Aries es una persona de natural dominante a la que le gusta experimentar. Su carácter dominante hará que busque aquellas posturas eróticas en las que pueda marcar el ritmo y escoger la profundidad de penetración.

En el caso de que sea la mujer quien es Aries, una postura erótica muy recomendable es aquélla en la que la mujer se coloca encima del hombre, a horcajadas, mientras él permanece tumbado bocarriba.

Tauro

Cautela y pragmatismo podrían ser, perfectamente, las dos características principales de la persona tauro. La persona Tauro prefiere poseer pocas cosas buenas que muchas malas. Esto, trasladado al terreno del sexo, tiene una traducción: la persona Tauro no es una persona a la que le guste ir picoteando de flor en flor. La persona Tauro se aferra a la estabilidad.

Caricias, mimos y buenos preliminares es lo que solicita la mujer Tauro. A la hora de realizar la penetración, la del misionero es una excelente postura erótica para este signo del Zodíaco.

Géminis

Dos seres en uno: eso es una persona Géminis. Dulce y lujuriosa, recatada y explosiva, todo ello a ratos y de manera alternativa. Suele decirse que a la persona Géminis le gusta la estimulación y la vitalidad.

¿Qué postura erótica podría servir para satisfacer a una mujer que pertenezca a este signo del Zodíaco? Sin duda, una en la que doblada sobre una mesa, un mueble o una cama, se la pudiera penetrar desde atrás. ¿Cuánto tiempo soportará, esta mujer tan variable, sentirse dominada? Tras un rato así, no te extrañe si es ella misma la que, desatada, busque una postura sexual en la que, ahora sí, pueda ser ella la que te domine. No te resistas y déjate conducir por ella. Todo lo que cedas en poder lo ganarás en placer.

Cáncer

Lo que sirve para las demás no sirve para Cáncer. Cáncer quiere siempre algo que se salga de lo normal, algo distinto y novedoso. Con una cierta tendencia a sentirse atraídas por los chicos malos, la mujer Cáncer busca un hombre que se muestre hasta cierto punto dominante y al que pueda admirar por proporcionarle eso distinto que otros hombres no son capaces de darle.

¿En qué postura erótica puede plasmarse todo esto? En varias. Os proponemos aquella en la que el hombre está de pie y la mujer está encaramada a él, rodeándole el cuello con sus brazos y la cintura con sus piernas. Colocados así, el hombre deberá preocuparse por mantener el equilibrio mientras sujeta a la chica por las nalgas. Ella, por su parte, podrá marcar la pauta en el ritmo.

Leo

Dominante e insaciable. La mujer Leo es una auténtica fiera a la que le gusta marcar su territorio, dejar su huella y atraer toda la atención de su pareja.

Para dominar completamente a esa pareja, la mujer puede colocarse sobre ella, cabalgándola a la inversa, dejando que el hombre contemple su espalda y sus nalgas subiendo y bajando sobre él.

Colocados así, el hombre puede tomar a la mujer por la cintura o las caderas o puede, también, estimular su clítoris alcanzándolo desde atrás.

Virgo

Como si acabara de realizar una sesión de yoga, la chica Virgo suele mostrarse tranquila. Pero no te llames a engaño. Esa tranquilidad y esa paz interior es pura apariencia. La mujer Virgo es exigente consigo misma y también con los demás. A la mujer Virgo le gusta que le den placer, pero también se exige a sí misma a la hora de proporcionarlo. Esto, transportado a una postura erótica, puede resumirse en un 69, es decir, en la archiconocida combinación de cunnilingus y felación al unísono.

Otra buena postura erótica para el horóscopo Virgo es aquélla en la que se introduce una pequeña variación en el tradicional misionero. ¿En qué consiste dicha variación? En colocar a la chica en el borde mismo de la cama y, una vez ahí, levantarle las piernas hasta que las coloque sobre los hombros del chico. Una vez colocados así, el hombre se encargará de marcar el ritmo. El dominio que ella tenga sobre sus músculos vaginales

Libra

Simbolizadas perfectamente por la balanza que siempre se asocia a este signo, las personas Libra son personas de naturaleza equilibrada y que, como tal, buscan siempre el equilibrio, también en sus relaciones sexuales.

Al igual que sucede en el caso de la mujer Virgo, aunque por diferentes motivos, el 69 es una buena postura erótica para las mujeres Libra. Junto a ésta, cualquier postura erótica en la que el factor equilibrio desempeñe un papel fundamental es buena para la mujer nacido bajo este signo del Zodíaco. Una de ellas sería la que se conoce sobre la hamaca. En esta postura erótica, la mujer, tumbada de espaldas, alza su cuerpo para acabar únicamente apoyada sobre sus hombros mientras, llevando sus piernas hacia su propia cabeza, recibe al hombre, que la penetra arrodillado.

Escorpio

El hombre Escorpio tiene querencia a los juegos fetichistas y a las prácticas sexuales que se salen de los límites del sexo convencional. Al hombre Escorpio le gusta el Bondage, vendar los ojos, atar a la cama a su pareja, experimentar con ciertas prácticas BDSM. El hombre Escorpio es, en cierto modo, un más o menos avanzado aprendiz de Grey, un experimentador, un derribador vocacional de tabúes.

La mujer que desee practicar sexo con un hombre Escorpio deberá atreverse a traspasar ciertas barreras, también a la hora de adoptar posturas eróticas.

Sagitario

Decir Sagitario es decir pasión y decir pasión es hablar de estallidos incontrolados, de fogonazos imprevistos, de chispazos que prenden fuego a todo lo que les rodea. Con la persona Sagitario no importa tanto la postura como la improvisación.

La persona Sagitario es la reina del sexo fugaz y rápido. Un probador, el lavabo de un bar, un rincón de la escalera, el ascensor… cualquier sitio puede ser bueno para que los y las Sagitario den rienda suelta a su fogosidad. La postura erótica para este signo del Zodíaco deberá adaptarse a las circunstancias del espacio físico en el que la pasión se desboque.

Capricornio

Romanticismo y pasión son los dos factores que determinan el comportamiento sexual de la mujer capricornio. Ésta, guiada por esos principios, buscará siempre la interacción. Que los cuerpos se disfruten mutuamente, que se sientan cercanos, que parezca que sus pieles están a punto de fundirse las unas con las otras.

¿Una postura erótica para este signo del Zodíaco? Aquélla en la que el hombre, sentado, acoge a la mujer en su regazo. Ella, ahí, se sienta sobre él, cara a cara, pecho con pecho. Una postura erótica que transmite un gran romanticismo y que, a la vez, permite que el hombre pueda controlar mejor la llegada de su orgasmo.

Acuario

Un perrito de pie frente al espejo o una tijera pueden ser buenas posturas eróticas para las personas Acuario. A la persona Acuario le gusta la innovación y, también, dominar. Si es la mujer quien es Acuario, la mujer deseará colocarse arriba. Eso le permitirá marcar el ritmo y decidir la profundidad de la penetración.

Piscis

¿Qué puede sucederle a un pez fuera del agua? El pez necesita el vaivén del agua, ese ritmo incansable y constante que marca el oleaje. El hombre y la mujer Piscis pueden optar, claro, por hacer el amor dentro de una piscina o dentro del mar, pero pueden, también, por intentar reproducir, en seco, ese ritmo de oleaje del que hablamos. ¿Cómo? Adoptando la postura de la cuchara.

En esta famosa postura erótica pueden mezclarse perfectamente la pasión y la dulzura, algo que la persona Piscis, sin duda, agradecerá.


Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.