Sexhop Online Chicas en Barcelona

Kelly nos presenta este artículo.

Kelly es una escort independiente. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: Chicas en Barcelona.

El multiorgasmo femenino

Sí: los multiorgasmos existen. Y las mujeres multiorgásmicas también. De hecho, y con un poco de entrenamiento, casi cualquier mujer puede convertirse en multiorgásmica. Del mismo modo que mujeres que nunca habían experimentado un orgasmo lo alcanzaron finalmente cambiando sus rutinas sexuales y su forma de practicar el sexo, también las mujeres que sueñan con el multiorgasmo pueden alcanzarlo con sólo introducir pequeñas variantes en su forma de gozar del sexo.

Hay un dato físico objetivo que debería servir para animar a todas las mujeres para plantearse el multiorgasmo como un objetivo a alcanzar y no como una utopía inalcanzable. Ese dato es que el cuerpo de la mujer está mejor diseñado para disfrutar de la experiencia del multiorgasmo que el del hombre. El hombre necesita un tiempo de “recarga”; la mujer, no. Rachel Carlton Abrams, doctora en medicina de familia y divulgadora de temas de sexualidad, ha analizado, como coautora junto al maestro taoísta Mantak Chia del libro The Multi-Orgasmic Woman, el multiorgasmo femenino, y ha propuesto una serie de trucos o medidas que deben tomarse para alcanzarlo.

Consejos para alcanzar el multiorgasmo

¿Qué debe hacer una mujer para poder alcanzar el multiorgasmo? Los trucos para alcanzar el multiorgasmo femenino resaltados por Rachel Carlton Abrams y otros y otras sexólogos y sexólogas que han estudiado el multiorgasmo femenino son los siguientes:

  • Potenciar los preliminares. Al orgasmo no se llega porque sí. Para alcanzarlo hay que crear el ambiente ideal y “calentar” el cuerpo. Ésa es la función capital de los preliminares, que nunca deberían faltar en una práctica sexual que quiera ir un poco más allá de la explosión hormonal del “rapidito” o “polvo rápido”. Reducir la cadencia del acto sexual juega a favor de las sensaciones experimentadas durante el mismo. Hay estudios al respecto. Muchos. Ian Kerner, terapeuta sexual, afirma que “los hombres se excitan tan rápido como la luz, pero se necesita tiempo para que las mujeres se pongan a tono”. Por eso los preliminares (y su realización sin prisa) son tan importantes.
  • Tomarse un descanso durante la práctica sexual. Para alcanzar un multiorgasmo o un orgasmo múltiple femenino se necesita tiempo. Y parte de ese tiempo debe emplearse, también, en estimular a la pareja. Al fin y al cabo, el éxito de todo encuentro sexual no dependerá tanto de las bondades como amante de una de las dos personas que participan en el acto como de la habilidad de ambas para coordinar los ritmos de cada cual. La mujer que tenga prisa por alcanzar el multiorgasmo no estará haciendo otra cosa que estar alejando de sí la posibilidad de lograrlo. Calma. Mucha calma. Y recuerda siempre que toda conquista requiere su tiempo.
  • Recurrir a algún tipo de ayuda. La realidad es la que es: muchos hombres no saben exactamente cómo estimular a sus mujeres. No siempre el hombre sabe qué le gusta exactamente a su pareja y con qué tipo de práctica y realizada de qué modo se siente más estimulada. Uno de los trucos para alcanzar el multiorgasmo más destacado por sexólogos y sexólogas es el de recurrir a la autoestimulación durante la práctica sexual en pareja. La mujer no debería tener miedo a tocarse durante las experiencias sexuales. Para ello, la mujer debe conocer a la perfección su cuerpo y sus reacciones. Para alcanzar dicho conocimiento, la mujer necesita haber practicado con suficiente dedicación la masturbación. Una mujer que practica la masturbación de manera habitual conoce mejor las reacciones sexuales de su cuerpo a los diferentes tipos de estimulación que aquélla que no se masturba. Conociendo su cuerpo y las reacciones del mismo a los distintos tipos de estimulación, la mujer que desee alcanzar un multiorgasmo deberá comunicar a su pareja lo que ella misma ha descubierto sobre su cuerpo y sus reacciones a las diferentes estimulaciones. La mujer que desee disfrutar de un multiorgasmo tampoco debería tener miedo para introducir en la relación sexual con su pareja algún tipo de juguete sexual. Un plug anal, un estimulador del clítoris, un dildo, un vibrador, un estimulador de pezones… cualquiera de estos juguetes eróticos destinados a la estimulación sexual femenina puede prestar una ayuda inestimable a toda aquella mujer que desee alcanzar un multiorgasmo.
  • Relativizar la importancia del multiorgasmo. Del mismo modo que la obsesión por marcar un gol puede alejar a un futbolista de la oportunidad de lograrlo, también la obsesión por alcanzar el multiorgasmo puede actuar como freno para que la mujer pueda disfrutar del placer del orgasmo múltiple. Olvidarse de él es, aunque parezca una paradoja, uno de los mejores trucos para alcanzar el multiorgasmo femenino. El sexo hay que disfrutarlo sin pensar en la meta final. Como suele decirse, hay que disfrutar del viaje e intentar llenar el viaje de pequeños e intensos placeres. Ésta es la mejor manera de convertir el destino final del mismo en una incalificable sensación de placer.
  • Buscar la postura correcta. En ocasiones el alcanzar o no el orgasmo es sólo cuestión de técnica y hablar de técnica cuando se habla de relaciones sexuales es hablar de posturas eróticas. Si se persigue el multiorgasmo femenino lo mejor es adoptar una postura erótica que permita estimular el clítoris mientras se practica el coito. No hay que olvidar nunca que el clítoris desempeña una función capital en los mecanismos que conducen al orgasmo femenino. De hecho, la inmensa mayoría de las mujeres no son capaces de alcanzar el orgasmo si su clítoris no es estimulado convenientemente.

Hay autores, sin embargo, que recomiendan olvidarse del clítoris durante algunas fases del tiempo empleado en perseguir el multiorgasmo femenino. ¿El motivo? Que muchas mujeres no soportan (por doloroso o molesto) cualquier tipo de tocamiento o roce en el clítoris tras haber alcanzado el primer orgasmo. Por eso, uno de los trucos para alcanzar el multiorgasmo femenino que hay que tener más presente es el de variar el tipo de estimulación. Una vez alcanzado el primer orgasmo, quizás resulte más efectivo para alcanzar el orgasmo múltiple estimular, por poner un ejemplo, el ano, que seguir estimulando compulsiva y reiteradamente la zona que ha conducido al primer orgasmo, sobre todo si esa zona es, precisamente, el clítoris.

Esto no impide que otros autores escojan lo que se conoce como “sándwich de clítoris” como una técnica muy adecuada para conducir a una mujer hacia el multiorgasmo. ¿En qué consiste el sándwich de clítoris? En apretar los labios vaginales el uno contra el otro y en moverlos. Hay mujeres que, estimuladas así, pueden alcanzar varios orgasmos seguidos.

Salud y entrenamiento

Finalmente, el último truco para alcanzar un multiorgasmo femenino no es tanto un truco como una recomendación de salud. Y es que es mucho más fácil disfrutar de un multiorgasmo cuando se goza de buena salud que cuando se padece algún tipo de enfermedad. Y gozar de buena salud es, ante todo, disfrutar de un buen estado hormonal y de un buen estado cardiovascular. Alimentarse según los estándares recomendados por los nutricionistas (es decir, disfrutar de una alimentación variada y equilibrada) y practicar deporte de manera regular es, si no un truco para alcanzar el multiorgasmo femenino, sí una recomendación que, de ser seguida de manera rutinaria y de ser convertida en estilo de vida, facilitará el poder llegar a él. También ayuda a alcanzar el multiorgasmo el gozar de unos bien trabajados y entrenados músculos pubococcígeos y de unos tonificados músculos vaginales. Para disfrutar de un músculo pugococcígeo bien tonificado y entrenado hay que realizar, de un modo más o menos habitual, los llamados ejercicios de Kegel. Si quieres saber cómo se realiza este tipo de ejercicios, clica sobre el siguiente link: ejercicios de Kegel.


Dejar una respuesta