Sexhop Online

Crea tu propio vídeo erótico casero

¿Cuantas veces te has imaginado a ti mismo como el protagonista de una película porno?, seguramente muchas veces porque es una de las fantasías más recurrentes entre los hombres. También es normal que te excite la idea de grabarte mientras tienes relaciones sexuales con tu pareja. La idea de poder ser visto o del voyerismo es otro de los grandes clásicos en la historia de la sexualidad. Si eres un poco reticente ante esta idea, ten en cuenta que el porno casero es probablemente una de las mejores formas de recuperar la pasión y el interés por el sexo en las parejas.

Antes de comenzar tu propio vídeo erótico casero, puedes hacer una primera toma de contacto con la imagen de tu cuerpo y el de tu pareja desnudos, y dedicar un tiempo a miraros, sin prisa. Vivimos en un mundo saturado con imágenes sexuales, pero seguramente nunca nos hemos visto a nosotros mismos practicando sexo. Por eso es una idea tan morbosa y capturar una parte de tu vida sexual en un vídeo, ayuda a hacerlo parecer más real.

En la actualidad, las cámaras de vídeo son unos de los "juguetes sexuales" más vendidos ... ¿No quieres provar?. Si deseas experimentar y grabar un vídeo porno casero pero tu pareja se muestra un poco reticente, puedes empezar pidíendole que te dibuje desnudo o bien que se deje dibujar, lo que te ponga más, como paso previo a la grabación. Por supuesto, puedes dictarle algunas posturas sexuales en las que te gusta verla o verlo. Empieza por pasar tiempo mirando tu cuerpo desnudo ante el espejo, de cuerpo entero. ¿Qué a partes de tu cuerpo te gustan más?, tócate, puedes frotarte con un aceite corporal y hazte un masaje para darte un brillo erótico ... Desinhibe tu mente y acepta tu cuerpo sin complejos, prueba poses o posturas sexuales que después te gustará practicar, mira tu polla o tu coño y disfruta de ello. Quizás te sientas más a gusto fotografiándote en privado primero. Esta es una gran oportunidad para comprar algo erótico como un conjunto de lencería sexy o un vibrador. Entonces, comienza a grabar el vídeo, deja la cámara encendida mientras caminas, te desnudas, posas o incluso puedes masturbarte. Luego mira el vídeo, escucha tu voz, tus gemidos, observa tus movimientos, tu ropa ... Si grabas el vídeo casero con tu pareja, es bueno establecer antes unas reglas básicas primero. Hacer un video de tu vida sexual es bastante fácil, pero es muy importante saber qué hacer con él una vez esté listo. Es importante que quede guardado en un lugar discreto y seguro. Para mantener tu privacidad, también pueder utilizar alguna máscara o enfocar sólo algunas parte de tu cuerpo poco identificables.

El porno casero te abre un gran abanico de posibilidades donde puedes recrear todas tus fantasías eróticas, puedes utilizar disfraces, preparar un guión y juegos eróticos preliminares a la relación sexual. Estas prácticas aumentan el deseo y la confianza en la pareja ¡En realidad es la actividad perfecta de día lluvioso!.

El porno casero, una idea muy sexyo

Seguro que recuerdas la excitación de tu primera cita, del primer beso y la primera vez despertásteis juntos. El éxtasis puede durar para siempre si mantienes las emociones eróticas en tu vida sexual. Las sorpresas son vitales y no estamos hablando de regalos, sino de cosas que excitan las relaciones sexuales, de ideas para romper la rutina en el sexo. Aquí tienes algunas propuestas eróticas ... eso sí, no te atrevas con todas a la vez:

  • Invita a tu amante a pasar un día en un Spa, o hazlo en tu propia casa. Invierte tiempo en mimar tu cuidar a tu pareja. Masajes, sauna ... ¿Qué puede haber mejor?
  • Después de la cena, cuando los niños se hayan ido a dormir, dile a tu amante que el postre eres tú ... literalmente, pon nata, helado, mermelada o crema de chocolate en tu cuerpo y deja que disfrute.
  • En la próxima reunión familiar, acude sin ropa interior. Avísa a tu pareja justo antes de entrar. El morbo es máximo.
  • Alquila una película porno y mirarla juntos disfrutando de una botella de vino.
  • Cualquier día normal, entre semana, olvida el pijama, y ve a la cama con tu mejor lencería íntima. Obviamente te tienes que asegurar de que tu pareja te vea, así que paséate ante él con alguna excusa, busca un vaso de agua o pon en hora el despertador.
  • Ir a un sex-shop juntos y fantasear con todos los juguetes sexuales que encontraréis y con lo que os podéis hacer el uno al otro con ello. No olvides llevarte algún "regalo" a casa para después.
  • Improvisa. No esperes a estar en la cama para buscar a tu pareja. Escoje un momento y salta sobre él, o sobre ella. El sexo "espontáneo" es el mejor estimulador de la vida sexual

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.