Sexhop Online

Posturas sexuales del kamasutra para hacer en casa

Imagina un fantástico día primaveral. Tú estás descansando en el jardín tumbado en tu hamaca, pero ... ¿Estás solo? ¡No desperdicies esta oportunidad para disfrutar de buen sexo! y llama a tu pareja. Una hamaca, puede ser un gran lugar para que practiques posturas de sexo que normalmente no puedes hacer, porque te da a ti y a tu pareja una sensación de placer superior al manteneros unidos. Seguro que ya sabes que los sex shops venden los llamados "columpios de amor", que son una especie de arneses, fabricados justo para este propósito. Pues bien, ahora puedes sacar más partido a tu vieja hamaca, eso sí, puede ser una aventura un tanto arriesgada. Iniciarte en el Kamasutra no te llevará mucho tiempo y sólo necesitarás una hamaca, lubricante íntimo, algo de confianza, sentido del equilibrio, un lugar discreto del jardín y puede que espray repelente de mosquitos.

El Kamasutra, la postura sexual del Lataveshta

El Kamasutra es un libro considerado como la "biblia del sexo". En él se explican, con detalle, infinidad de posturas sexuales para dar placer y estimular el punto g. La postura llamada Lataveshta es una forma fácil de iniciarte en este arte:

  • Comprueba tu sentido del equilibrio, pero ten en cuenta que el sexo en la hamaca te proporcionará un balanceo muy agradable. Es mejor si tu chica se pone debajo tuyo y se tumba perpendicularmente en medio de la hamaca o el columpio. Si lo haces de otra manera, los dos os arriesgareis a una caida
  • Cuando tengas el control sobre el equilibrio, levanta la falda de tu chica, o bájale los pantalones y las bragas y frótale el lubricante íntimo en la vagina. Al estar al aire libre, el calor del sol y tus caricias en el coño le provocarán una agradable sensación de placer.
  • Ya hemos comentado hay que buscar un lugar discreto, lejos de ojos indiscretos. La postura de sexo perfecta para practicar en un columpio o una hamaca es la Lataveshta, que es una posición del Kamasutra que implica enredar tus extremidades en el cuerpo de tu amante. Es una postura sexual ideal para la intimidad porque presenta movimientos lentos y sensuales. También se conoce como la "planta trepadora" o la "enredadera".
  • Desliza tu polla en la vagina de tu amante. Si todavía no está lo suficientemente duro, acaricia su sexo hasta que esté a punto y entonces introdúcelo dentro de ella. Aunque vuestra conexión sexual sea buena, como estás al aire libre, puedes excitarte con la fantasía de que puedes ser visto por algún desconocido en plena relación sexual.
  • Puedes empezar en la postura sexual del "misionero".
  • Después comienza con la postura del Lataveshta entrelazando tus brazos y piernas con los de tu chica. Y que ella haga lo mismo.
  • Empieza con un movimiento lento, suave y mecedor. Esta posición de sexo restringe movimiento de las embestidas, porque vuestras extremidades cierran vuestros cuerpos en un abrazo, apretadamente juntos. Es completamente ideal para el sexo de la hamaca porque no hay movimientos de sacudida.
  • Sincroniza tu respiración con los balanceos de la hamaca para aumentar vuestra conexión sexual. La respiración sincronizada, os ayudará además, a coordinar vuestros movimientos y alcanzar el orgasmo juntos.

El yoga, un aliado del sexo

En la actualidad, cada vez más personas alrededor del mundo, sacan tiempo de sus apretadas agendas para yoga. Son muchos los que optan por practicarlo en casa. El yoga, aumenta la flexibilidad corporal y nos da muchas ideas que podemos trasladar a nuestra vida sexual. Una fuente de inspiración de nuevas y placenteras posturas sexuales a la vez que nos ponemos en forma. Te proponemos una idea sencilla que no te llevará más de cinco minutos, ademas sólo necesitas una esterilla para el suelo y lubricante íntimo.

  • Como vas a practicar un yoga "especial" no es necesario que utilices la indumentaria habitual, tanto tú como tu pareja debéis estar desnudos.
  • Colócate a cuatro patas sobre el suelo, con los brazos y piernas estirados, y finge que necesitas el consejo de tu chico para que "revise" tu posición. Él leerá entre líneas que lo que deseas es algo más que una corrección de tu postura.
  • Esta postura sexual implica que coloques las manos y los pies en el suelo a la anchura de las caderas, empujando con los hombros formando una especie de puente en el suelo.
  • Para que la posición sea aún más asequible para el sexo, extiende tus piernas ligeramente más abiertas que tu cadera y arquea aún más la espalda. De esta manera, a tu chico le será más fácil penetrarte y llegar a estimular tu punto g. También es una posición que ofrece una perpectiva visual muy excitante.
  • Dale el lubricante íntimo a tu chico, para que lo frote en tu sexo, mientras tu respiras profundamente.
  • Cuando te penetre, prueba a desviar tu peso de una pierna a la otra, para sentir una penetración más profunda y dirigir la estimulación al punto g.
  • Esta posición de sexo requiere de ti y tu pareja movimientos harmónicos y sincronizados. Si lo desea, puedes ir flexionando tus rodillas, hasta acabar en la conocida posición de estilo de perrito más tradicional pero todavía manteniendo la espalda arqueada y las piernas extendidas.
  • No olvides que estamos practicando "yoga" así que puedes repetir este mantra "Oh ... Oh ... Ommmmmmmmm"

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.