Sexhop Online

Postura "Banana split"

Si te gustó la postura de Un buen apretón, quizás vayas a disfrutar más con esta postura si eres hombre, que si bien son posturas similares, tener a una chica boca abajo con el culito bien abierto (casi a 180 grados) es casi como correrse sólo con verla. Como se ve en en dibujo, la mujer se tiene que acostar boca abajo en la cama, apoyada en los codos que se situarán a unos 90º y para los momentos de mayor placer, sería conveniente cogerse a un par de almohadas que seguramente apretarán al llegar al orgasmo. Una vez se haya acostado la mujer acorde a esta posición, el hombre se posa sobre ella e introduce su pene erecto en la vagina de su amante. Ella abrirá entonces las piernas lo máximo que pueda (follar con esta postura con una gimnasta o contorsionista que pueda llegar a los 180º será uno de los mayores "flipes sexuales" para un hombre). En el caso de una mujer no tan flexible tiene que abrir las piernas todo lo que pueda (perpendiculares a su tronco). Él puede quedar más arriba, manteniéndose con brazos extendidos, o puede bajar hasta posarse encima de sus codos para el contacto adicional con el cuerpo de su pareja (ella sertirá el torso de su hombre en su espalda). De todas formas en este último caso tenemos que tener en cuenta el peso del hombre sobre la mujer y que a ella no le suponga demasiado peso ya que si se siente aplastada no disfrutará con el sexo. Tiene que estar cómoda para que sólo tenga en su cabeza el placer. Una vez acoplados los dos, tan sólo queda el vaivén de la polla dentro de la vagina. La velocidad ya dependerá de los amantes y como vaya aumentando la pasión.

Sensaciones de la postura para la mujer

La penetración extra profunda y la sensación de fricción en el hueso púbico pueden enviar una sacudida inquietante a todo lo largo de el cuerpo de la mujer, como su punto G y el clítoris. Sería conveniente previamente un masaje mutuo y erótico, con aceites esenciales, antes de hacer maniobras en esta posición. El aceite impregnado en los cuerpos proveerá sensaciones dulces y escurridiza que agrandarán el sentimiento de placer. En esta postura, a no ser que se disponga de espejo, la mujer no verá nada de su amante por lo puede estar imaginando que está follando con cualquiera que le de morbo (no se trata de infidelidad ni falta de respeto al amante sino de experimentar con sentimientos y fantasías). Puedes pensar en un hombre mayor, en un africano de polla descomunal, de tu jefe... Prueba, ya verás como te gusta. Si tenéis espejo, mira tu cara de placer, la de tu amante, observa como te están follando, disfruta de las vista ya que tienes el mejor asiento de la película.

Sensaciones de la postura para el hombre

El hombre puede meterla muy profundamente, follar muy hondo dando a su amante mucho más placer. Durante el folleto, procura mirar a tu amante, descubrirás una vista sorprendente de su culo abierto y el poder que te infiere estar encima de ella. Si eres lo suficiente fuerte y puedes sujetarte con sólo un brazo mientras la penetras, puedes explorar con la otra mano su trasero y su ano. Si a ella le gusta, métele el dedo en el ano (si puedes lubricarla antes mucho mejor). Fóllatela con la polla en la vagina y un dedo o dos por el ano (sería bueno además del lubricante y preservativo en los dedos y las uñas bien cortaditas). Imagina el placer que le vas a dar a ella penetrándola doblemente. A ti te excitará también el doble ya que te convertiréis en su bocadillo sexual y sus gemidos de placer te enloquecerán.


Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.