Sexhop Online Sexo oral

Maria nos presenta este artículo.

Maria es una prostituta de lujo. Si quieres conocerla personalmente, ver sus fotos o informarte de sus servicios, pincha en su foto o en el enlace siguiente: Sexo oral.

Sexo de pie

En algunas ocasiones es porque se desea experimentar. En otras, porque no queda más remedio: el espacio impone sus restricciones y no hay otra manera que hacerlo de pie. Nos referimos al sexo, claro. El sexo de pie es divertido y muy sensual. Hay en él algo de pasión desbocada, de deseo que no puede contenerse ni aplazarse, de entrega a lo primario.

En este artículo vamos a recomendarte una serie de posturas eróticas para tener sexo de pie. De entre el amplio abanico de posturas para tener sexo de pie que puedes encontrar en los diferentes manuales de sexualidad que puedes encontrar en las librerías o que circulan por la red, nosotros hemos escogido cinco aptas para personas con condiciones físicas normales. Sabemos que hay posturas que exigen una mayor fuerza y una mayor flexibilidad tanto por parte del hombre como por parte de la mujer, pero creemos que el sexo debe ser un bien el alcance de todos, y que disfrutar de él no debe exigir, en modo alguno, el tener que pasar antes por el gym para realizar ejercicios de pesas y de flexibilidad. Por eso te ofrecemos las siguientes cinco posturas para tener sexo de pie, que, creemos, están al alcance de todos.

Sexo de pie contra la pared

En esta postura para tener sexo de pie, la pared es nuestra mayor aliada. Ella será la encargada de disminuir el esfuerzo físico que deberíamos realizar para tener sexo de pie en caso de que ella, la pared, no estuviera. Para ejecutar esta postura la mujer debe cruzar las piernas sobre las caderas de su pareja y abrazarse a su cuello con los brazos. Apoyada en la pared, la mujer será suspendida en el aire por su pareja, que la sujetará con las manos por debajo de los muslos. El hecho de estar apoyada en la pared es básico para reducir el esfuerzo que el hombre debe realizar con los brazos y para conseguir la estabilidad necesaria para poder tener sexo de pie.

Esta postura erótica para tener sexo de pie es una postura ideal para aquellas parejas en las que la mujer es más baja que su pareja. Al ejecutar esta postura, tanto el hombre como la mujer pueden determinar el ritmo de los movimientos con sus vaivenes. Con una penetración profunda, esta postura para tener sexo de pie es una postura que puede ser muy útil, también, para tener sexo en la ducha. Aunque, no hay que olvidarlo nunca, si se decide tener sexo de pie en la ducha hay que extremar las precauciones para que no se produzca un resbalón que, amén de cortarrollos, podría resultar extremadamente trágico.

El perrito de pie

Al hombre siempre le ha resultado muy estimulante la postura del perrito, aquélla en la que la mujer ofrece su popa y el hombre puede disfrutar, siempre que la opción sea consentida, de la posibilidad de elegir entre dos tipos de penetración, la vaginal y la anal.

Más allá de esta posibilidad de elección de la que puede disfrutar la pareja sexual, esta postura puede ser muy estimulante a la hora de tener sexo de pie. Para ejecutarla, la mujer, de pie, debe doblar su torso y ofrecer al hombre tanto su vagina como su ano pero sin llegar a colocar las manos en el suelo. Al mismo tiempo, la mujer debe tener las piernas abiertas para, de ese modo, permitir una penetración más honda.

A los hombres esta manera de tener sexo de pie les gusta mucho y por varias razones. Una de ellas es que no deben realizar demasiado esfuerzo físico. Otra, que ejercer un papel dominante que les resulta muy estimulante.

La mariposa

En esta postura para tener sexo de pie es el hombre, de hecho, el que permanece de pie. La mujer, por su parte, aparece tumbada. ¿Dónde? Sobre una mesa, por ejemplo. O sobre una encimera. O sobre el capó de un coche. En cualquier caso, en cualquier lugar que le permita mantener la pelvis en una situación inferior a la del hombre, que es quien permanece de pie frente a ella. Una vez colocados así, la mujer debe elevar las piernas para colocarlas sobre los hombros del hombre al tiempo que eleva la pelvis hacia arriba para que, mientras el hombre coloca las manos bajo las caderas de la mujer, se pueda producir la penetración.

El candado

Esta postura para tener sexo de pie es, en el fondo, una variación de la postura anterior. Esta también puede realizarse sobre una encimera, una barra, una mesa o el capó de un coche, pero, en esta ocasión, la mujer debe sentarse al borde de la superficie escogida y debe recostarse apoyando los brazos atrás.

Colocada así, y con el hombre emplazado entre sus piernas, la mujer debe utilizar éstas para abrazar al hombre por sus caderas. Teniéndolo así abrazado, y mientras se produce la penetración, el hombre realizará movimientos hacia delante y hacia atrás y será la mujer quien dirigirá la profundidad y la fuerza de la penetración. Para modular el ritmo, la mujer puede presionar con sus pies sobre las nalgas de su pareja. Si la mujer desea estar más cómoda para practicar esta postura erótica para tener sexo de pie, puede colocar un cojín bajo sus nalgas.

Esta postura puede ser tan romántica como salvaje. El hecho de poder mirarse los dos miembros de la pareja a los ojos aumenta la tensión sexual entre ambos y la mujer siempre tiene la opción de acariciar la espalda del hombre o, en su caso, de clavar en ella sus uñas.

La inclinación lujuriosa

Esta postura para tener sexo de pie está emplazada en el límite de las posturas de fácil realización y la que exigen una mayor forma física, al menos en el caso de la mujer. El hombre, por su parte, deberá estar dotado medianamente para poder realizar de una manera cómoda esta postura para tener sexo de pie. Para ejecutarla, la mujer debe colocarse en cuclillas sobre la cama o sobre una silla para, colocada así, dar la espalda a su pareja. Una vez colocada de ese modo, la mujer apoyará su espalda sobre el pecho del hombre quien, de pie, y con las manos colocadas bajo las nalgas de ella, la penetrará.

Repasa las diferentes opciones para tener sexo de pie que te hemos dado, escoge alguna de ellas y disponte a disfrutar. Si consideras que tú y tu pareja poseéis las características físicas necesarias para ensayar posturas eróticas de pie algo más exigentes, no te preocupes: seguramente otro día dedicaremos un espacio en nuestra página a recomendar aquellas posturas eróticas para tener sexo de pie solo aptas para gimnastas y personas que gocen de una cierta preparación física.


posturas para tener sexo de pie

Dejar una respuesta